HERRAMIENTAS

EMPOWERMENT COACHING

El coaching es un proceso de acompañamiento profesional que nos ayuda a pensar de manera diferente para tomar acción responsable y efectiva hacia nuestros objetivos. El rol del coach es hacerle al coachee (cliente) preguntas poderosas que estimulan la reflexión crítica, que ponen en cuestión las creencias, y que auscultan lo que se considera incuestionable, favoreciendo así el desarrollo y crecimiento personal.

Reconociendo que muchos de los desafíos en la vida a menudo son síntomas de una causa subyacente, nuestro proceso de acompañamiento va más allá del coaching tradicional para abordar la verdadera raíz de los desafíos. Como resultado, nuestros clientes logran conectar con su propósito para lograr una transformación sostenible, y de esta manera, alcanzar logros significativos en sus vidas.

LA PSICOLOGÍA ADLERIANA

Alfred Adler (1870-1937) fue un médico y psicoterapeuta austríaco. Junto con Sigmund Freud y Carl Jung, Adler ocupa un puesto sumamente importante en la historia de la psicoterapia: Ellos constituyen lo que suele denominarse “los tres grandes" padres fundadores de la psicología moderna. Tras divergencias con Freud y Jung, Adler eventualmente fundó la Sociedad de la Psicología Individual.

También conocida como la psicología adleriana, la Psicología Individual es un sistema a través del cual se puede entender a las personas. Adler creía que el hombre tiene posibilidades de mejorarse y de progresar en la vida, de reducir sus problemas y, con el tiempo, de llegar a un ajuste casi perfecto de su proceso vital. En el día de hoy, los Adlerianos creen que todos somos seres indivisibles, que nuestras mentes y nuestros cuerpos están conectados y que nuestras creencias afectan nuestra fisiología.

Es una psicología que estudia la intención y nos enseña que somos seres orientados hacia un fin. Estos fines establecidos por nosotros mismos—muchas veces sin darnos cuenta conscientemente—son lo que nos motiva o lo que queremos o lo que creemos que es mejor para nosotros. Así pues, la Psicología Individual no contempla a las personas como impulsadas por el pasado, sino más bien como atraídas por un futuro que crean por sí mismas.

Adler suponía que nuestro desenvolvimiento psíquico en gran parte dependía del ambiente social, sugiriendo que la psique es, en gran medida, un producto hecho por el hombre, que no dependemos de una organización psíquica general, sino que cada individuo es diferente de los demás en relación a sus actitudes hacia el ambiente y de las de este último hacia la persona. Por lo tanto, la técnica de la Psicología Individual consiste en hacer comprender a la persona que debe desempeñar su papel en la sociedad. 

LA DISCIPLINA POSITIVA

La Disciplina Positiva es un programa y modelo educativo basado en la filosofía y grandes enseñanzas de Alfred Adler (1870-1937) y Rudolf Dreikurs (1897-1972), psicólogos pioneros en el campo de las relaciones humanas. Ellos concluyeron que las personas trabajan con esfuerzo y son más felices cuando disfrutan de relaciones dignas basadas en el respeto mutuo, y cuando tienen la oportunidad de contribuir, cooperar, resolver sus problemas y aprender valiosas habilidades para la vida.

Empezando en los años 20, Adler se dedico a trabajar con padres para que ellos pudieran educar adecuadamente a sus hijos, poniendo el foco en una relación basada en el respeto mutuo y en la que se tomaba en cuenta los sentimientos del niño. Dreikurs continuo desarrollando la Psicología Individual de Adler, a partir de la cual elaboró un método pragmático orientado a la comprensión de la creencia detrás del comportamiento de los niños. Pero no fue hasta los años 80 que el definitivo modelo educativo de la Disciplina Positiva tomó forma gracias a la visión y pasión de Jane Nelsen y Lynn Lott, expertas en la crianza de los niños y las relaciones familiares.

La Disciplina Positiva se basa en el respeto mutuo, la cooperación, la empatía y la validación de los sentimientos para poder disfrutar de nuestras relaciones familiares. También nos brinda una gama de herramientas para entender el comportamiento de los niños y saber reconducirlo con respeto sin luchas de poder. Es un enfoque que no incluye ni el control excesivo ni la permisividad, y que se basa en la amabilidad y firmeza a la misma vez con la intención de enseñarles a desarrollar las competencias y habilidades básicas para la vida.

Los cinco criterios de la Disciplina Positiva son:

1) Brinda un sentido de pertenencia e importancia.
2) Ser amable y firme al mismo tiempo.
3) Es efectiva a largo plazo.
4) Enseña habilidades para la vida.
5) Invita a los niños a descubrir sus propias capacidades.

Los ocho conceptos de la teoría adleriana, en la cual se basa la Disciplina Positiva son:

1) Ofrecer una crianza alentadora.
2) Inspirar y desarrollar el respeto mutuo.
3) Inspirar Gemeinschaftsgefühl—un sentido de comunidad.
4) Desarrollar la motivación intrínseca.
5) Respetar la "lógica privada" de cada individuo.
6) Reconocer que todo comportamiento tiene un objetivo.
7) Invitar a enfocarse en soluciones.
8) Ver los errores como grandes oportunidades de aprender.

MISIÓN

Difundir la transformación personal como filosofía de vida para fortalecer a nuestras familias y escuelas con el fin de preparar un mejor futuro para todas y todos.

NOVEDADES

Al suscribirte a nuestra lista siempre estarás al día de las últimas novedades.






Todos nuestros servicios están disponibles en castellano y en inglés. © 2017. all rights reserved. reset track.